Hackescrituras

Home / Hackescrituras

¡Bienvenides a la lectura! Cartas desde el Ajusco es el resultado narrativo del Taller Nacional Reinventar Narrativas para sociedades más justas. Las escrituras que tienen en sus pantallas, las letras, dibujos y gestos que se encuentran plasmados aquí son las semillas de dicho encuentro. Lo que encontrarán en esta publicación serán una serie de cartas que lxs activistas dirigieron a otrxs activistas y a su yo del futuro para recordar lo reflexionado en colectivo sobre cómo narrarnos desde la dignidad y la justicia. De estas cartas, surgen algunas rutas críticas que nos permitan pensar cómo nos narramos para impulsar sociedades más justas para todes. Rutas críticas a) Articular y vincular en lugar de representar: Generar narrativas que busquen vincular y articular personas, en lugar de mostrar representaciones que cosifiquen la identidades. b) La identidad es un acontecimiento colectivo, como dirián las prácticas narrativas. -Arriesgarse por contar el tejido complejo de una historia en lugar de simplificar, aplanar o afianzar estereotipos sobre las identidades no normativas. -Narrar es un acto colectivo. c) Cuidar no precarizar a las personas o comunidades. Tener cuidado con romantizar, victimizar o idealizar. d) Narrar experiencias locales, en los términos de las personas o comunidades que comunican sus historias, para generar resonancias desde lo situado a lo globlal. e) Generosidad hacia las personas con las que queremos compartir nuestras historias, ya sea para crear narrativas colectivas o para compartir nuestras narrativas: ¿Quiénes son? ¿Qué hacen? ¿Qué les mueve? ¿Qué sueños les alimentan? ¿Qué quieres que entre ustedes y ellxs suceda? f) Darle peso a las palabras y pensar qué tipos de cuerpxs representamos al momento de comunicar una historia, compartir una causa, lucha, resistencia o movimiento. ¿A qué cuerpxs privilegiamos cómo cuerpos que luchan, resisten o sobreviven? g) Identificar las narrativas que nos oprimen y deslegitiman: investigar de dónde vienen, quiénes las crean, cuáles son los intereses que las mueven y...

Jhonatthan Maldonado Ramírez   dame una distancia para abrazar tu diferencia. dame en que pensar a las cuatro de la mañana cuando los gendarmes cuiden la metáfora de las elecciones. dame esa mirada enorme de que aún queda nuestra complicidad para hacernos un lugar en el placer, contigo, y contigo, y contigo también. y trae contigo a tu otra, a tu otra otra, esos gestos pequeños de lo que no somos. y trae esos gestos rotos del cuerpo cansado bajo la esperanza que todo alguna vez cambie. y trae la utopía política del ahora que sabe a frutas, transpiración y fluidos corporales. siempre el siempre de nos matan, pero vivimos. agotada del agotamiento que cierra los puntos sobre sí mismos. robada del robo de aquellas miradas de deseo bajo la muestra final de nuestro fracaso, pero vivimos. val flores, Interruqciones, 2013. El intenso desagrado a la retórica de la inclusión mueve las siguientes líneas. Sin miedo a equivocarme afirmo que la inclusión es una de las improntas del proceso de civilización/colonización; quienes se encuentran en posición de “incluir” establecen los parámetros de ingreso y permanencia sobre las formas de vida que serán admitidas dentro de ciertos límites o esquemas de normalización. Nos encontramos en una sociedad empática y flexible. El buga ya trabaja con gays o lesbianas, estxs ya no son la “desviación absoluta”, sin embargo, el buga tolera en la inquietud y la incertidumbre: “o sea, no tengo problemas si se besan o casan, pero que no adopten”; a su vez enfrentamos el fascismo heterocissexista: ¡Con mis hijos no te metas!, ¡Los niños tienen pene, las niñas tienen vulva. Que no te engañen. Si naces hombre, eres hombre. Si naces mujer, seguirás siéndolo!; se intenta condenar a un año de prisión a Mariana Gómez por besar a su esposa, Rocío Girat, en los labios, mientras HSBC, BBVA, SANTANDER, BANAMEX, BANORTE, etc., cuelgan en...